Exceso de equipaje

Viajar a miles de kilometros de tu casa requiere una logistica totalmente diferente a cuando te vas un fin de semana de escapada rural. Esto se acrecienta aun mas si en el destino al que te desplazas la cultura y las costumbres son tan diferentes a las de nuestro pais de origen y vas a pasar dos semanas fuera. En mi caso, esta “excursion’ a Corea en la que estoy inmerso ha tenido los condicionantes que acabo de explicar, ademas de todo lo que rodea a la preparacion del Andalucia Desafio Donana. En mi maleta he tenido que empaquetar ropa, utensilios de aseo, gadgets diversos con sus respectivos cables y cargadores… Y, por si fuese poco cargada ya de por si, habia que dejar sitio para las “herramientas” con las que estoy llevando a cabo mis entrenamientos. Esto es, zapatillas y ropa de correr para algo mas de 10 dias, las botas de la bici y los utensilios de la natacion (pull, aletas, gafas…). Vamos, que cuando quise cerrar la maleta casi me tuve que subir encima. Y facturandola en el aeropuerto a punto estuve de tener que pagar por exceso de equipaje.

Otra cosa es la vida aqui en Daegu. Apenas te puedes organizar con la alimentacion, porque tienen unos habitos muy diferentes a los nuestros. Ademas, en los restaurantes apenas hablan ingles y las cartas estan en coreano. De manera que te puedes imaginar los equilibrismos que tenemos que hacer para pedir un plato de comida. Eso si, intento llevar una dieta equilibrada en la medida de lo posible.

En cuanto a los entrenamientos estoy pudiendo cumplir mas o menos el plan que me manda mi entrenador. Durante la primera semana he estado yendo a la villa de los atletas, donde hay todo tipo de facilidades: pista de entrenamiento, sala de musculacion, sauna… Alli he estado rodando con mi amigo Paquillo y despues haciamos los estiramientos. En cuanto a la bici, en el gimnasio hay una estatica. No es lo mas apropiado para mi preparacion, pero al menos puedo simular que doy pedaladas para no perder la costumbre. El sabado pasado estuve tres horas sobre ella, que se me pasaron volando viendo el desfile de atletas que van pasando por alli. Entre otros, la gran Blanka Vlasic. Y para nadar he encontrado una piscina genial en el hotel donde se hospeda los miembros de la IAAF, con lo cual tengo resuelto el asunto.

He solventado la primera semana en tierras asiaticas sin perder un solo entrenamiento. Ahora entramos en la segunda y ultima con la ilusion de afrontarla igual que la anterior. Descubriendo nuevos lugares, conociendo otra cultura. Pero sin olvidar el objetivo que tengo entre manos.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

La reina del neon

Carteles ininteligibles, ojos rasgados a tutiplen, telefonos de ultima generacion por todas partes y neon, mucho neon. Asi es Daegu (lease Degu), la ciudad coreana en la que pasare las proximas dos semanas viviendo el Mundial de atletismo. Apenas 24 horas en esta urbe de ritmo acelerado me han servido para confirmar mis sospechas de los dos anteriores viajes asiaticos: a pesar de sus milenarios ancestros, este continente vive p0r y para el progreso.

Pasear de noche por sus calles te hace sentir uno de los personajes de Blade Runner. Ese inconfudible aroma a la pelicula de Ridley Scott en el que te sumerges le da a Daegu una identidad que no tienen las capitales occidentales. A cada paso, vas escuchando el crepitar de los letreros luminosos de las tiendas cuando se encienden y se apagan. Tu sombra se refleja sobre el humedo asfalto por culpa de esas luces incandescentes que crean una atmosfera unica. Es la gran fiesta del neon, escaparates y fachadas compiten por ver cual es la mas estrambotica, la mas iluminada o la de mayores ornamentaciones luminicas. Unas rozan lo sublime, hay otras que estan en la frontera de lo kistch. El caso es que ninguna te deja indiferente. Daegu, sin duda, es la reina del neon.

Esta especie de monarquia iluminada dara foco los proximos dias a los mejores atletas del planeta. Y yo he tenido la inmensa fortuna de compartir con algunos de ellos mesa y mantel. Nada mas aparecer por la villa en la que estan alojados los participantes en este Mundial me cruce atonito con Usain Bolt, que comio en la mesa adyacente a la nuestra. El que esta llamado a ser la gran estrella de esta cita, zampandose una ensalada de aupa a escasos metros de mi.

Ademas del rayo jamaicano, he podido vivir muy de cerca el ambiente que se respira en el equipo espanhol. Con ellos vole desde Madrid en un trayecto que nos ha llevado por medio mundo durante 25 horas.

Una vez que llegamos a nuestro destino y descansamos del largo viaje, ha tocado volver a los entrenamientos. Porque, no se me debe olvidar, sigo preparando el Andalucia Desafio Donhana, aunque este a kilometros de distancia. Ayer por la manhana aproveche para soltar un poco las piernas y rodar con Paquillo Fernandez por un circuito de un kilometro que hay en la villa. En principio, la temida humedad no se nota demasiado al estar disipada por una ligera brisa. Pero en cuanto llevas un cuarto de hora corriendo el sudor empieza a aparecer en cantidades industriales.

En total, fueron 50 minutos de toma de contacto. Quedan dos semanas por delante y me las tendre que ingeniar para encontrar una piscina donde nadar y una bicicleta estatica para seguir pedaleando. El caso es no perder la forma y regresar de la mejor manera posible. Esperemos que esas luces de neon que tanto abundan por aqui me iluminen en ese objetivo.

P.D.: Perdon por las enhes y los acentos, pero estoy utilizando un teclado coreano que no tiene ninguna de las dos cosas.

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios

Prueba superada!

La meta de cualquier prueba popular es el sitio en el que convergen los objetivos cumplidos de muchos deportistas. La gran mayoría de los que se colocan el dorsal un domingo jamás pisarán el podio, pero tendrán la mayor de las recompensas: la satisfacción por superarse a sí mismos.

Esta mañana, en la línea de llegada del Triatlón de Estepona, podías intuir en la sonrisa dibujada de cada deportista que el haber competido era en sí mismo un premio. De los 300 participantes inscritos, apenas seis (tres en categoría masculina y tres en femenina) han tenido la inmensa fortuna de recibir los parabienes por estar entre los primeros. Para todos los demás la gloria ha consistido en superarse a sí mismos, en ser capaces de derribar barreras o en concluir por primera vez una carrera de estas características.

Cada uno tiene su objetivo particular y cada uno tiene su propia satisfacción. En mi caso, se trataba de una prueba más dentro de esta preparación para el Andalucía Desafío Doñana. El planteamiento era ir comprobando mis evoluciones, que todo va según lo establecido. Y aprender. No en vano, apenas ha sido mi segundo triatlón.

El fuerte oleaje ha sido el primer obstáculo que hemos tenido que superar. Pero en los últimos días, gracias a los entrenamientos en la playa, me había acostumbrado a tener que pelear contra el mar. Lo que más costó fue salir del agua, ya que las intensas corrientes te arrastraban. Era como si no quisieran que salieras de allí.

En el tramo en bicicleta (un circuito de cuatro kilómetros al que había que dar cinco vueltas) nos hemos encontrado con un fuerte repecho que no me esperaba. Unos 1.500 metros de dura subida. Aunque todo lo que sube, baja. De manera que en el descenso podías recuperar tras el esfuerzo realizado.

Mi estrategia suele ser de nadar y guardar la ropa, esto es, ir de menos a más. Así que he llegado a la carrera a pie bastante entero. Además, es mi fuerte. De manera que he empezado a remontar posiciones y he terminado con muy buenas sensaciones. Tantas, que no me hubiera importado correr unos kilómetros más.

En cualquier caso, llegar a la meta supone un punto y seguido de cara al Desafío. He cumplido con lo propuesto, que era darlo todo, ir bien de pulsaciones y no acusar demasiado el esfuerzo. No tenía ninguna marca establecida de tiempo. Simplemente llegar a la meta con la satisfacción de haber hecho un buen trabajo. Así ha sido. Como tantos otros que me han acompañado. Por eso quiero felicitarles a todos. A Saamer Ali y a Elena Aguilar, ganadores de las pruebas masculina y femenina respectivamente. Pero, sobre todo, a todos los demás que han competido. Eso es el deporte.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , | 10 comentarios